martes, 13 de marzo de 2012

Ashler - January 13th (2006)



Biografía

ASHLER fue, es y será una banda de rock ecuatoriano.

La formamos con Juan Carlos Pozo (guitarra), Roberto Guarderas (batería), Fabricio Torres (teclado) y Santiago Dávila (voz) en el 2003. Entonces, nuestra principal influencia era el heavy metal y el metal progresivo. En un año de actividad, lo único que hicimos fue definir el nombre, grabar y hacer un video de una canción que había escrito en el 2001 llamada ‘La Danza’. Y claro, sacamos cóvers; muchos cóvers. Con ese repertorio nos presentamos dos veces en el Metro Café y una vez en la PUCE. Como no teníamos bajo, en estudio lo toqué yo y en vivo nos daba una mano ‘Chelo’ Guarderas, hermano de Roberto. Al cabo de un año de este proyecto destinado a morir, nuestro baterista dejó la banda y prácticamente la música.

En ese punto crítico (primero de los tantos que luego vendrían), decidimos continuar. Pero queríamos hacerlo bien. Por eso decidimos que lo mejor era buscar otro vocalista y tuvimos que despedir a Santiago Dávila. Hasta encontrar tres nuevos miembros, decidí aprovechar la canción que grabamos e hice un video más decente como parte de un proyecto de mi universidad. Al poco tiempo de aquello, se unió Santiago Castillo al grupo. Lo encontré en la academia de Hitler Cuesta. Vimos el potencial y apostamos por él; no nos fue mal. Sin embargo, lo de la voz era un asunto más complicado. Probamos no menos de cinco personas hasta encontrar a Diana Cárdenas en el coro de la PUCE.

Con esas dos nuevas incorporaciones el sonido se dirigió hacia otros lugares de forma natural. Teníamos tres nuevas canciones, una adaptación y muchas ganas de tocar; solo faltaba el bajista. Por un tiempo, nos acompañó Giancarlo Romero, un guitarrista amigo de la banda. Con esta alineación dimos nuestro primer show en la PUCE. A esta presentación, le siguieron un concierto en un desaparecido café (asisiteron nuestros familiares y amigos), una pequeña aparición en la elección de reina del Castillo de Amaguaña (mi papá era presidente del club) y nuestra primera actuación en la Semana del Rock (mandamos la carpeta con el demo de ‘La Danza’). También concursamos en una guerra de bandas armada por el programa de TV ‘Original Classics’. Gracias a ello, salimos en la ‘tele’ y sonamos bastante bien. No obstante, el día de la final Diana tomó alcohol en demasía y nuestro tecladista no llegó a la prueba de sonido. Sonamos horrible y perdimos justamente.

El cierre de esta etapa se marca con la grabación de nuestro primer EP llamado ‘January 13th’. Al terminar esta producción, Giancarlo decidió dedicarse de lleno a sus proyectos musicales personales y nos quedamos otra vez sin bajista. Fue recién entonces que recordé que el ex novio de una compañera de la U tocaba las cuatro cuerdas. Llegó así Marco ‘Chuck’ Coral y la máquina empezó a volar. A las pocas semanas tuvimos nuestro primer concierto fuera de Quito. Tocamos en Pelileo junto a Curare y otras bandas locales. Nos fue genial y hasta salimos en El Comercio. Quizás por eso nos invitaron a tocar en el Goth Valley del 2006. Ahí empezó nuestro ‘affaire’ con la escena gótica del Ecuador. No nos considerábamos góticos hasta entonces. Pero para nosotros fue fácil entender y abrazar esa subcultura ya que nuestra facha tenía muchos elementos prestados de ella y la música que tocábamos era, por decir un adjetivo, oscura.

A partir de ese momento histórico, la banda tuvo mucha actividad, tanto en conciertos como en presencia mediática. Eran tiempos en que Myspace reinaba y nosotros supimos aprovecharlo al máximo. Nuestro EP sonó en países como EE.UU., Inglaterra, Portugal, Alemania, Brasil, Bélgica, Holanda y Japón. Salimos en dos compilatorios internacionales y estábamos en la cresta del creciente y novedoso movimiento gótico ecuatoriano. Creo firmemente que eso duró con fuerza hasta que tocáramos en el Ultratumba I en el 2007. Fuimos la cabeza del cartel y tuvimos el honor de cerrar después de Zelestial, una banda que prometía mucho dentro del género y cuyos miembros murieran doce meses después en uno de los eventos más infaustos de la historia del rock ecuatoriano.

En ese año despedimos a Fabricio por diferencias musicales. Sin embargo, fuimos por primera vez a Cuenca y Ambato. Además, compuse material como para un disco de larga duración. Todo parecía ir bien. Lamentablemente, cometí la imprudencia de entablar una relación sentimental con Diana. Pocos meses después, el asunto con ella fracasó y ASHLER estuvo a punto de colapsar de la misma forma. Pese a lo tenso del ambiente, decidimos continuar con ASHLER. Terminamos el año abriendo para la banda mexicana Anabantha (con Cindy Dávila en la voz ya que Diana convalecía por una intervención quirúrgica) y en el Festival Feedback junto a bandas como SIQ y Madbrain.

En el 2008, se realizó el Ultratumba II en la discoteca Factory. Fuimos invitados al concierto para recibir una placa de reconocimiento por la labor musical hecha dentro del gótico ecuatoriano. Recuerdo que fuimos muy temprano, cuando no había mucha gente. Recibimos la placa entre ligeros aplausos y nos retiramos del lugar esperando superar nuestra propia crisis. Un par de horas después, recibimos la noticia de la tragedia y todo el panorama del movimiento que nos cobijaba cambió drásticamente. El único concierto que dimos ese año fue en un festival en la ciudad de Chone junto a Viuda Negra, Los Pescados y Rocola Bacalao. El ambiente dentro de la banda no era el mejor y nuestro sonido seguramente reflejaba eso. Es así que el 2009 no tocamos ni siquiera una vez en vivo. Retomamos el proyecto a finales de ese año para grabar un nuevo EP de cuatro canciones llamado ‘Laberinto’. La energía dentro del grupo cambió durante la grabación y pudimos cerrar una etapa con broche de oro al abrir a la banda italiana Lacuna Coil y tocar en la Fiesta de la Música (dos sueños hechos realidad pese a que nos ‘jugó Barcelona’ el sonido en Lacuna).

Diana se fue a vivir a EE.UU. e inmediatamente nuestra amiga de años y excelente cantante, Cindy Dávila, se hizo cargo de la voz principal de ASHLER. Su estreno fue en la Semana del Rock del 2010 y tuvo una gran acogida por el público. Logramos dar un par de presentaciones más en eventos pequeños. ‘Chuck’ viajó fuera del país para hacer una maestría y en su ausencia Juan Carlos lo reemplazó en el bajo hasta su regreso. Santiago decidió concentrarse en su proyecto de electro y drum & bass y dejó la banda. Cindy y yo también abandonamos el país por varios meses pero ya teníamos un nuevo baterista esperando a nuestro retorno. Roberto Guarderas retomó la música y en el momento justo. Ahora este grupo de músicos suena mejor que nunca y estamos a la espera de nuevos eventos para hacer lo que más nos gusta.

¿Qué va a pasar con nosotros en el futuro? Con ASHLER nunca se sabe, pero tengo por seguro que la banda nunca va a morir. Vamos a alimentarnos musicalmente de ella siempre ya que, después de todo, es nuestra pasión.

Luisfer Orquera
guitarra y voz
ASHLER



PISTAS:
1. Ludens (4:58)
2. Invierno (4:25)
3. January 13th (2:37)
4. Thanks to no one (4:00)
5. Intro (1:40)
6. Incantation (4:35)

FORMATO: MP3
TAMAÑO: 20.25 MB
CALIDAD:  128 KBPS
DESCARGAR:
Mega
o
http://www.ashler.com.ec



No hay comentarios:

Publicar un comentario